Silencio, se cierra

markus-spiske-772329-unsplashEste blog llega a su fin. Un año y medio de silencio tiene poca justificación. Se cierra por miedo, por cansancio, por desencanto, por soledad, por hastío, por desconfianza… No habrá más Faunas, pero no por falta de inspiración. No habrá más críticas, pero no por falta de ganas. No escribiré más sobre lo que me cabrea, lo que me desquicia, lo que me apena. ¿Hubo alguna vez lucha? No lo creo. ¿Fue esto alguna vez importante? Lo dudo bastante.

Se cierra el blog. Más silencio. Más corderillos. Otra vez ganan. Otra vez. Al final resultó… que tampoco era esto.

Anuncios